Una comisión del Colegio de Abogados, encabezada por su presidente, Miguel Surún Hernández, afirma proyecto que regulará intimidad pondría en peligro rol de los medios

Una comisión del Colegio de Abogados, encabezada por su presidente, Miguel Surún Hernández, depositó este martes un documento ante la Cámara de Diputados a fin de pedir a los legisladores que rechacen el proyecto de ley orgánica que regulará el ejercicio del derecho a la intimidad, al honor, el buen nombre y la propia imagen, por considerar que su aprobación pondría en peligro el rol de los medios de comunicación.

El jurista consideró que se trata de un “proyecto mordaza” que promueve la censura, viola la Constitución y varios tratados internacionales en materia de derechos humanos.

En ese sentido, señaló que, además de violar el artículo 49 de la Carta Magna, sobre la Libertad de Expresión e Información, esa ley, de ser aprobada, vulneraría la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y la Ley 6132 sobre Expresión y Difusión del Pensamiento.

Considera también que esa normativa daría licencia a los funcionarios para operar el manejo de la cosa pública sin cuestionamientos y lo que cree se “busca con este proyecto es blindar y librar a los políticos y funcionarios públicos de los cuestionamientos que en democracia le corresponden hacer a los ciudadanos y a la prensa”.

Añadió que “el Colegio de Abogados de la República Dominicana acude al Congreso (Nacional) para rechazar en toda su extensión el proyecto de ley que intenta establecer la censura previa, limitar el derecho a la expresión en la República Dominicana, garantizado por la Constitución de nuestro país”.

Surún Hernández advirtió que ese gremio enfrentará en todos los escenarios esa iniciativa que está en contra de los medios de comunicación y de cualquier comunicador que ejerza ese derecho de informar a la ciudadanía.

Aseguró que si el Colegio de Abogados tiene que ir ante el Tribunal Constitucional lo hará sin dudas para defender uno de los pilares sobre los cuales se sostiene la democracia: la libertad de expresión.

Hizo un llamado a todos los partidos políticos del país; el partido oficial, el Revolucionario Moderno (PRM), al de la Liberación Dominicana (PLD), la Fuerza del Pueblo, el Reformista Social Cristiano (PRSC) y el Revolucionario Dominicano (PRD) para que establezcan su posición firme en contra de lo que denominó un “despropósito”, a que su entender, sentaría las bases para la destrucción del sistema democrático en el país.

Destacó que iniciativas como esa solo pueden existir donde imperan regímenes dictatoriales donde a los ciudadanos no se les permita expresar libremente sus ideas y pensamientos.

 “No puede haber libertad de expresión donde lo que se dice y se publica genera responsabilidad civil y penal para los medios, para los comunicadores y el ciudadano”, analizó.

El presidente del CARD cuestionó que el proyecto de ley plantee sanciones irracionales para los medios de comunicación y las personas.

Advirtió que si esa ley es aprobada se podrían generar constantes demandas en los tribunales. 

Cuestionó varios artículos del proyecto de ley sobre los derechos fundamentales de la intimidad y el honor, el consentimiento informado previo, las intromisiones ilegítimas y lo que consideró plantea privilegios irritantes de inmunidad para los legisladores.

Please follow and like us: