EE.UU: Policía de Nueva York gravemente herido en tiroteo días antes de jubilarse, pistolero muerto

El detective, que no ha sido identificado, recibió un disparo en el abdomen y estaba consciente y alerta cuando lo llevaron a cirugía, dijeron fuentes policiales; se espera que sobreviva

Un detective de Yonkers recibió un disparo en el abdomen el miércoles por la tarde y fue hospitalizado en estado crítico después de perder mucha sangre, pero se espera que sobreviva, dijo el jueves un alto funcionario policial con conocimiento del caso.

El oficial, un policía condecorado con muchos arrestos anteriores relacionados con armas durante sus años de servicio, según las fuentes, sufrió heridas graves en el tiroteo dentro de una tienda de delicatessen en la esquina de las calles Elm y Linden alrededor de las 2 p.m.  

Los miembros asignados al grupo de trabajo de Calles Seguras de Westchester del FBI estaban realizando una investigación de armas vestidos de civil, sin cámaras corporales y con agentes del FBI, como parte de una operación encubierta cuando estallaron los disparos, dijeron las fuentes.

Cuando la policía fue a arrestar a tres sospechosos, uno trató de empujar al oficial de Yonkers. El policía empujó hacia atrás y el sospechoso disparó un tiro desde su bolsillo, alcanzando al detective en su abdomen.

La policía dijo que un agente del FBI devolvió el fuego e hirió al sospechoso que fue llevado a un hospital local donde luego fue declarado muerto, según el comisionado de policía de Yonkers, John Mueller.

El policía herido, que no ha sido identificado, estaba consciente y alerta cuando lo llevaron al Centro Médico Jacobi, donde la policía describió su estado como grave pero estable después de someterse a una cirugía por lesiones internas que amenazan su vida. Sufrió lesiones en el colon, los intestinos y los riñones, lo que le provocó la pérdida de una «enorme cantidad de sangre», pero Mueller dijo que se esperaba que sobreviviera.

La familia del oficial herido llegó al hospital en helicóptero poco después del tiroteo.

El sospechoso aún no ha sido identificado por la policía, pero su madre estaba en el lugar del tiroteo y lo identificó como Bryant Jackson Adams Jr. La madre, Vanessa Jackson, dijo que su hijo de 28 años no estuvo involucrado en ningún tipo de incidente. actividad ilegal, y que estaban de visita desde el área de Atlanta.

«No me dejas identificar su cuerpo, nada. Acabas de matar a mi hijo, ahora lo tienes sentado en la morgue, diciéndome ‘Oh, bueno, ¿qué quieres que haga?'», dijo Jackson. exigió respuestas de la policía. «Quiero ver a mi hijo… Estuve en Jacobi, St. John’s, Yonkers General solo para descubrir que mi hijo estaba acostado allí mismo en el Hospital St. Joseph».

El comisionado de policía dijo que todo el incidente fue capturado en un video de vigilancia, lo que les dio «una buena idea de lo que sucedió y cómo sucedió». Aún así, Jackson dijo que su hijo no merecía morir.

«Cualquiera que sea el caso, no digo que tuviera razón o no, porque no tengo idea de lo que sucedió. Pero sé que no fue necesario un tiro mortal para matar a mi hijo. Pudiste haberlo herido», dijo. dicho. «Ninguna madre debería tener que enterrar a su hijo. Los niños generalmente entierran a sus padres. Yo no entierro a mi hijo».

Los otros dos sospechosos que perseguía el grupo de trabajo estaban bajo custodia, dijo la policía, pero todavía estaban clasificando la información de los testigos y posibles sospechosos. Se cree que ningún otro oficial disparó su arma, aparte del agente del FBI que disparó al presunto tirador.

En el lugar se recuperaron dos armas ilegales, incluida el arma del presunto tirador.

Dos fuentes policiales dicen que el detective de Yonkers, que ha estado en el departamento durante 27 años, se jubilará en los próximos días.

El sitio web del FBI describe los grupos de trabajo como aquellos que «persiguen a las pandillas violentas a través de investigaciones sostenidas, proactivas y coordinadas para obtener procesamientos por infracciones como el crimen organizado, la conspiración de drogas y las infracciones con armas de fuego». 

Después del incidente, el FBI emitió un comunicado que decía: «Hoy temprano, miembros de nuestro grupo de trabajo de Calles Seguras del Condado de Westchester estuvieron involucrados en un tiroteo en Yonkers, NY. Como esta es una investigación en curso, no tenemos más información para proporcionar en esta vez.»

No es la primera vez que la bodega donde ocurrió el tiroteo es escenario de violencia. Tres sospechosos, uno de apenas 17 años, fueron arrestados y acusados ​​el año pasado en relación con un tiroteo desde un vehículo durante el día en junio de 2021 , luego de que las autoridades dijeron que alguien dentro de un automóvil abrió fuego en la misma intersección. Ese tiroteo dejó a tres hombres y una mujer baleados, pero todos sobrevivieron.

Please follow and like us: