El euro cayó por debajo del dólar por primera vez desde finales de 2002

Las bolsas retroceden en Europa y Estados Unidos, tras la publicación sobre la inflación récord en Estados Unidos

La cotización del euro cayó este miércoles por debajo de la del dólar por primera vez desde diciembre de 2002, rompiendo un umbral simbólico, lastrado por las perspectivas sombrías para la economía europea ante los temores de que se suspenda el aprovisionamiento de gas ruso.

En un momento de aceleración inflacionaria en Estados Unidos, que abre la puerta a una política monetaria contractiva de la Reserva Federal, el euro cotizó a 0,9998 dólares hacia las 12H45 GMT, un nivel nunca visto desde el año en que comenzó a circular.

En este contexto, los principales mercados bursátiles de Europa retrocedieron bruscamente..

El índice FTSE 100 de Londresperdía un 1,2 por ciento, a pesar de las noticias de un repunte del crecimiento económico del Reino Unido en mayo.

En la eurozona, el índice DAX de Frankfurt caía un 1,7 por ciento y el CAC 40 de París perdía un 1,6 por ciento.

El euro se mantuvo justo por encima de USD 1.0 después de alcanzar la paridad con el dólar por primera vez en dos décadas, pero siguió bajo presión por las crecientes preocupaciones sobre una crisis energética en Europa y el ritmo más lento de ajuste monetario del Banco Central Europeo, lo cual avivó los temores de que la eurozona caerá en recesión.

Sobre todo, impactó la publicación a mitad mañana del importante índice de precios al consumidor en EEUU, quemarcó un aumento del 9,1 interanual, el mayor en 40 años. Los analistas creen que el aumento reforzará la determinación de la Reserva Federal de elevar las tasas de interés 75 puntos básicos por segundo mes consecutivo en julio, lo que se suma a las preocupaciones de que los funcionarios podrían ir demasiado lejos y llevar a la economía a una recesión.La Reserva Federal de Estados Unidos (REUTERS/Kevin Lamarque)La Reserva Federal de Estados Unidos (REUTERS/Kevin Lamarque)

En otra señal de la presión que se siente en todo el mundo por el aumento de los precios, los bancos centrales de Nueva Zelanda y Corea del Sur elevaron las tasas cada uno 0,5 puntos porcentuales el miércoles, el primer aumento de este tipo de Seúl desde 1999.

Después de las pérdidas en Wall Street, las acciones asiáticas cerraron mixtas. Shanghái repuntó después de que los datos mostraran un salto superior a los pronósticos en las exportaciones chinas, mientras que también hubo ganancias en Tokio, Sídney, Seúl, Wellington y Taipéi.

Sin embargo, Hong Kong no pudo mantener las ganancias anteriores, mientras que Singapur, Manila, Yakarta y Mumbai estaban en números rojos.

Crisis del gas en Europa

Los dos principales contratos de crudo subieron, pero no estaban ni cerca de recuperar las caídas de más del siete por ciento sufridas el martes, golpeadas por las apuestas sobre una caída en la demanda y los temores de más bloqueos de Covid-19 en Shanghái.

El producto básico ha perdido una gran parte de las ganancias observadas después de la invasión de Ucrania por Vladimir Putin, a pesar de las prohibiciones a las importaciones desde Rusia, y algunos analistas dicen que los consumidores simplemente eligieron no comprar combustible debido al alto precio.FOTO DE ARCHIVO. Tuberías de las instalaciones de desembarque del gasoducto "Nord Stream 1" aparecen en Lubmin, Alemania. 8 de marzo de 2022. REUTERS/Hannibal HanschkeFOTO DE ARCHIVO. Tuberías de las instalaciones de desembarque del gasoducto «Nord Stream 1» aparecen en Lubmin, Alemania. 8 de marzo de 2022. REUTERS/Hannibal Hanschke

Los datos del Instituto Americano del Petróleo mostraron que las reservas estadounidenses aumentaron 4,76 millones de barriles la semana pasada, informó Bloomberg News citando a personas familiarizadas con las cifras, lo que indica que la demanda disminuyó incluso durante la temporada clave de verano.

La visita de Joe Biden a Arabia Saudita el viernes será seguida atentamente mientras trata de persuadir al gigante del crudo para que bombee más para ayudar a reducir los precios.

Con el gigante energético ruso Gazprom comenzando el lunes 10 días de mantenimiento en su gasoducto Nord Stream 1, el bloque, y particularmente Alemania, que depende del gas, está esperando con nerviosismo para ver si se vuelven a abrir los grifos.

“Un corte prolongado en el suministro de gas detendría una gran cantidad de actividad económica, lo que enviaría (a Alemania) a una profunda recesión”, dijo Tapas Strickland del National Australia Bank.

Dijo que el 21 de julio, cuando se debe volver a encender el gas, será una fecha crucial.

“Esa fecha también es el día de la próxima reunión del BCE”, agregó. “Cualquiera de estos eventos son eventos de riesgo clave. Rusia jugando a la política del gas al no encender el suministro de gas probablemente haría que el euro se tambaleara mucho más bajo”.

Please follow and like us: